Para Planned Parenthood, el embarazo es una “epidemia” que sólo puede curar el gobierno

03/08/2011

Daniel McConchie

3 de agosto 2011 (Notifam) – Si bien sabemos que el enfoque operativo de Planned Parenthood está en promover el aborto como su fuente de ingresos, en vez de alentar a las mujeres a tener su bebé, un lapsus linguae el 19 de julio en NPR News muestra lo que ellos piensan realmente de esos embarazos no planificados.

En un artículo presentado por Julie Rovner sobre el costo de la anticoncepción para las mujeres de bajos ingresos y si el gobierno tendría que financiarla, la directora senior para servicios médicos de Planned Parenthood, Deborah Nucatola, hizo la siguiente afirmación:

“La mitad de los embarazos que ocurren anualmente en Estados Unidos son no queridos. Si pudiéramos prevenir una epidemia de esta proporción, eso sería una suficiente justificación que la anticoncepción es una atención preventiva”. [El subrayado es nuestro]

Para Planned Parenthood, el embarazo es una epidemia que solamente el gobierno puede curar a través de financiamiento cada vez mayor para la anticoncepción como atención preventiva. Ignoremos primero el hecho obvio que una epidemia es cuando la difusión de una enfermedad excede sustancialmente lo que esperamos, basados en experiencias pasadas. Francamente hablando, los embarazos no deseados han estado con nosotros desde el comienzo de los tiempos y continuarán hasta que termine el mundo. Esto no es nada nuevo.

Si bien los embarazos no deseados pueden ser… bien, no deseados, por cierto no deben ser inesperados. Después de todo, hay solamente un modo en que ocurren los embarazos no deseados y (excepto en casos de violación e incesto) hay una opción que se puede hacer previamente que puede  con frecuencia desembocar en un embarazo.

Y como un regalo sorpresa, si bien a veces los embarazos pueden ser inesperados, esto no significa que no sean bienvenidos. Para la mayoría de las personas, la sorpresa de un embarazo se convierte en la anticipación encantadora de un evento glorioso. Y para esas jóvenes mujeres que necesitan asistencia para preparar lo inesperado, los centros y organizaciones de todo tipo para atención del embarazo existen simplemente para ayudar a dar la bienvenida a una vida que viene al mundo.

Planned Parenthood quiere hacer creer que esos embarazos son un evento terrible que exige que el gobierno gaste sumas increíbles de dinero (dirigidas a sus instalaciones), con el fin de detener esos embarazos. Y, por supuesto, cuando esos remedios fracasan, Planned Parenthood cree que usted y yo debemos entonces gastar nuevamente para curar la “epidemia” a través del aborto.

Equiparar el embarazo a una enfermedad que causa estragos en todo el país, ataca a ciudadanos inocentes y provoca consecuencias terribles es socavar las exigencias que las enfermedades reales plantean a nuestro gobierno.

En el mismo artículo publicado por NPR News, Andrea Leyva, de Tucson (Arizona) se refiere a Alexandria, su hija no deseada, como una “bendita sorpresa”. En innumerables situaciones a lo largo del país, las mujeres se refieren a sus hijos no deseados exactamente de la misma manera. Es difícil que éste sea un comentario que las personas hacen sobre cualquier otra “epidemia” que debe ser atendida.

Versión original en inglés en http://www.lifesitenews.com/blog/for-planned-parenthood-pregnancy-is-an-epidemic-only-the-government-can-cur/

Traducción por José Arturo Quarracino

Deje una respuesta